Historia del plato

Como lo que siempre sucede con platillos afamados, hay un montón de teorías, hipótesis y demás, respecto a su origen. Entre las cuales, la más creíble y coherente, nos invita a dar un viaje al siglo XIX, momento en el cual, tiene su origen el Choripán, de la mano de los gauchos argentinos.

Estos individuos, solían preparar asados constantemente. Por lo que poco se sabe sobre el momento exacto en el cual comenzaron a implementar el uso del asado entre dos porciones del pan; pero así sucedió.

Y los gauchos sencillamente no pudieron pasar por alto el delicioso sabor de su descubrimiento. Ante lo cual, extendieron la receta, que fue acogida en todos los lugares a los cuales llegó; pasando del ámbito rural, al citadino. Demostrando como una combinación accidental puede ser el preámbulo para un auge culinario.

¿Deseas saber más?

Se ha convertido en un emblema nacional, traspasando incluso las barreras geográficas, y popularizándose en otros países de Sudamérica como Colombia, Perú, Brasil y Uruguay.

Preparándose con los dos alimentos base que le dan sentido al nombre: chorizo asado y pan ? usualmente francés?. Y por supuesto, variando en cantidad y calidad y tipo de acompañante, pudiendo nombrar como más frecuentes, los ajíes, cebolla y ajo.

Quizás fue todo esto lo que le catapultó al grado de consumirse tanto en locales de comida rápida informales, como en restaurantes, e incluso ¡en estadios de fútbol!

Lo mejor es que nadie jamás te dirá que es muy tarde para comerte un choripán, porque el mismo puede consumirse a cualquier hora, ¿acaso no es asombroso?