Probablemente no conozcas el origen de esta salsa, y en realidad nadie lo conoce, pero aquí recopilamos las 2 teorías más comunes sobre su origen para contártelas.

El chimichurri es una salsa cuya base está hecha a base de perejil picado, ajo, sal, pimienta, vinagre, aceite y orégano (y posiblemente ají molido). Obviamente, con el tiempo, fueron apareciendo muchas variaciones y en cada familia podemos encontrar una diferente.

La primera teoría sobre la aparición del chimichurri nos explica que, durante la guerra por la independencia de Argentina (allá por 1810), un reducido grupo de hombres de nacionalidad británica se unió a las tropas independentistas, y entre ellos se encontraba un hombre llamado James McCurry, quien, durante todo el periodo de combates, al tener que improvisar algo para comer, decidió inventar una salsa hecha a base de hierbas secas que sea similar a la salsa Worcestershire de su región. Por lo tanto, cuando los soldados se daban un momento para comer, sus compatriotas pedían que se les pase el “Jimmy’s curry”, que traducido al español sería “el curry de Jimmy”. Y, como los soldados argentinos no podían pronunciar correctamente aquél inglés, transformaron fonéticamente la expresión a “Chimichurri”.

Por otra parte, otra hipótesis muy conocida es una que nos cuenta que, en realidad, el nombre chimichurri proviene de términos indígenas de la región y que su significado se perdió con el tiempo, quedando únicamente la receta que conocemos hoy en día.

Sea como fuere, todos estamos de acuerdo en que esta salsa es deliciosa y no puede faltar en un asado en familia.