El puchero platillos emblemático de toda la región argentina

En cualquier región de Argentina, hay un plato que no puede faltar, es el delicioso puchero originario de los colonizadores españoles, con modificaciones que lo convierten en un plato típico argentino.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 24 Segundos

Desde la colonización española, entre los utensilios de cocina no podían faltar las ollas, que no solamente eran fabricadas con hierro, sino también algunas eran de barro. Tenían diferentes tamaños, y algunas presentaban tres pies, necesarios para colocarlas sobre fuego.

Cuando se hablaba de olla, no solamente se hacía referencia al utensilio de cocina, sino también a la comida que contenía, como carne, verduras y legumbres; también se denominaba “puchero “, haciendo referencia a la vasija de barro que llevaba ese nombre. Era la comida básica de las familias españolas cuando llegaron a Argentina, provenientes del Viejo Continente, y se convirtió en la comida de los inmigrantes.

En el campo y en la ciudad entre ricos y pobres era muy popular el puchero, carne de res, maíz tierno, zapallo, zanahorias, tomates, arroz y pimientos; los ingredientes variaban de acuerdo a las posibilidades económicas de cada quien, y se le agregaba agua. Una forma de evitar el contacto directo de los ingredientes con el fuego.

El puchero era un alimento de cada día; y en la sociedad cordobesa colonial ocupaba un lugar muy importante, para no decir indispensable en la alimentación. Se preparaba con carne vacuna, luego la ovina, la de cerdo y la de aves de corral.

Con el paso del tiempo, el puchero ha sufrido modificaciones y adaptaciones de acuerdo a cada región. Algunas provincias argentinas, al puchero se le agrega choclos, batatas dulces, papas, mandioca, chorizo, carne o gallina y carne seca. Siempre acompañado con una salsa criolla. Pero se ha convertido en un delicioso plato típico nacional de Argentina.

Ayúdanos compartiendo