Historia del plato

En el caso de Argentina, la historia del locro se vuelve algo más patriótico. Contándonos la leyenda, que el locro argentino fue un plato nacional durante la guerra de la independencia de Argentina.

Muy usado además en la guerra gaucha, muchos además tenían la creencia de que este platillo ayudaba a los heridos en guerra a fortalecerse, gracias a los nutrientes y vitaminas que contiene el alimento.

Una vez finalizada y ganada la guerra, los argentinos decidieron nombrar al locro como comida nacional.

Todo, gracias a que el mismo les acompañó en la batalla y brindó fuerzas a muchos que lo necesitaron.

Características y variantes

También conocido como «luqru», el locro es una mezcla de distintos ingredientes que forman un tipo de guiso muy reconocido en países de Los Andes, en Argentina.

Entre los locros argentinos más preparados, están el locro con porotos, locro con trigo y el locro de maíz.

Como dato curioso, si alguna vez tienes una resaca terrible tras una noche llena de copas. Solo basta con que te prepares una ración de este plato, y escaparás rápidamente de las garras de la resaca.

Y de manera similar, si lo que buscas es huir un poco del frío, y trasladarte mentalmente desde un estado helado, hasta uno más cálido, también funciona.

Así que olvídate de las pastillas, de los medicamentos variados pero carísimos, y los abrigos gigantes, hechos para parar el frío. Mejor, consigue maíz blanco, zapallo, ajo, puerro, apio, cebolla, ají y pimentón, como elementos base.