Aunque nació en La Plata en 1976, su familia es originaria de la localidad de la provincia de Chieti: en 2017 el municipio también le otorgó la ciudadanía honoraria. Además, en Italia también es conocido por haber sido, en 2016, juez en el programa de televisión Top Chef Italia. Pero es sobre todo en Argentina donde la noticia de su talento ha tenido el protagonismo justo.
 
La cocina de Mauro Colagreco es autosuficiente, un himno único y cotidiano a las plantas aromáticas, las flores, las verduras de su huerto y los cítricos. El resto lo hace su inspiración que le permite ir más allá de las estaciones y las regiones. La garantía de una experiencia inigualable es el motivo del prestigioso premio.
 
Tras estudiar en Argentina para la titulación de chef, Colagreco se trasladó a Francia colaborando con importantes nombres del panorama gastronómico francés. Luego la decisión de fundar su restaurante Mirazur en Menton y, en menos de un año, la primera estrella Michelin.
 
El Mirazur fue incluido casi de inmediato en la lista de los cincuenta mejores restaurantes del mundo. En el mismo período, Colagreco también fue nombrada Chef del Año por Gault & Millau. Una vez más, fue el primer chef no francés en recibir este título. En 2012, la segunda estrella Michelin.
 
Mauro Colagreco ha impuesto su propio estilo en la interpretación de las materias primas y en el contraste de sabores. Estilo que resume de esta manera: “Soy un chef argentino, con raíces italianas y con un restaurante en Francia. La mía no es la cocina argentina, ni italiana ni francesa, sino mediterránea, muy personal, influenciada por algunos productos de América Latina”.