¿Qué clase de persona no disfruta un poco de queso? — Salvo intolerantes a la lactosa—. Cuestionamiento que en Argentina se toman muy en serio; sobre todo gracias a la presencia de uno de sus quesos predilectos, el Guoda.
Tiempo de lectura estimado : 1 Minuto, 22 Segundos
Si te gusta el queso, ten una probada de Gouda

Descripción

Se trata de un queso normalmente vendido en forma circular en su zona superior e inferior, con los laterales convexos; de tipo semiduro que puede cortarse con facilidad, cuyo peso oscila entre los 2.5 y 30 kg.

Sin embargo, también es posible conseguirlo en forma de bloque rectangular ancho, con un peso inferior al anterior, situándose entre los 2.5 y 5 kg.

Ya sea que se encuentre con corteza dura a base de una pequeña capa de aceite vegetal, o sin corteza, lo que no varía mucho es su color amarillento o ligeramente pajizo en función a su tiempo de maduración.

Y su sabor que es medianamente dulzón. De apariencia mantecosa que se endurece con el paso del tiempo; y según sus consumidores, mientras más añejo mejor.

Curiosidades

Si bien es cierto que el originalmente denominado queso Gouda era un tipo de queso Neerlandés, actualmente se emplea genéricamente, y no necesariamente para referirse a aquellos quesos provenientes del país.

Sobre este, se aconseja al comensal, consumirlo tras mínimo 5 semanas, para que lo disfrute a plenitud.

Respecto a sus propiedades, su consumo regular aporta vitaminas del A, D y pertenecientes al complejo B —B1, B2, B9 Y B12—,  calcio y múltiples proteínas.

Por lo que de modo general, colabora para el mantenimiento del sistema óseo y muscular, favoreciendo la regeneración de los distintos tejidos del cuerpo humano.

En cuanto a sus usos, los Goudas maduros sirven como relleno para panes, e incluso a modo de bocadillos en celebraciones familiares. Mientras que los más tiernos se emplean para hamburguesas o hot dogs.