Albóndigas para picar

Las albóndigas para picar son versátiles y deliciosas. Preparadas con huevos, sal, pimienta, ajo, orégano, leche y carne, se pueden acompañar con diferentes aderezos. Ideales como entrada antes de bebidas frías o calientes.

Entradas
1 hora
6 Porciones

Cuando se preparan las albóndigas, es importante mezclar los huevos con la sal, pimienta, ajo, orégano y leche.

Después, se une esta mezcla con la carne y se añade el pan rallado poco a poco hasta integrar todos los ingredientes.

Al formar las bolitas, se rellenan con pasitas en el centro, asegurándose de cerrarlas bien.

Las albóndigas se fríen en aceite caliente hasta que estén doradas y luego se escurren en papel absorbente.

Es recomendable disfrutarlas de inmediato para apreciar su sabor, aunque también se pueden congelar crudas y freírlas en otro momento.

Ingredientes

1 libra de Carne de res molida

½ taza de Pan rallado

½ cucharilla de Orégano molido

2 Huevos

2 cucharas de Leche

Pasitas sin semillas

1 cucharilla de Ajo majado

1 ½ cucharilla de Sal molida

1 pizca de Pimienta

Aceite para freír

Preparación

Paso 1 : Para preparar las albóndigas, los huevos deben ser mezclados con la sal, pimienta, ajo, orégano y leche.

Paso 2 : Posteriormente, se debe unir esta mezcla con la carne y añadir poco a poco el pan rallado hasta que todos los ingredientes estén bien integrados.

Paso 3 : Luego, se forman las bolitas y se rellenan con un par de pasitas en el centro, procurando que no se vean, y se cierran herméticamente.

Paso 4 : Las albóndigas se fríen en abundante aceite caliente a fuego medio alto.

Paso 5 : Una vez doradas, se escurren sobre papel absorbente.

Paso 6 : Se recomienda consumirlas de inmediato, ya que de esta forma resultan más sabrosas.

Paso 7 : También es posible congelar las albóndigas crudas y freírlas cuando se desee.