Chiles en nogada

Chiles en nogada es un platillo emblemático de la cocina mexicana, con sabores complejos y colores vibrantes. La combinación de los chiles rellenos de carne, frutas y frutos secos, bañados en una cremosa nogada de nuez y decorados con granos de granada, crea una experiencia gastronómica única y deliciosa. Su preparación requiere tiempo y cuidado, pero el resultado vale la pena. Un verdadero festín para los sentidos. Imposible resistirse.

Entradas
1 hora
15 Porciones

Los chiles en nogada son un platillo tradicional mexicano que combina sabores dulces, salados y picantes en una explosión de colores y texturas.

Originarios de Puebla, estos chiles rellenos se bañan con una salsa de nueces y queso, adornados con granos de granada que le dan un toque fresco y crujiente.

Es una receta laboriosa pero el resultado final vale la pena, perfecta para celebrar ocasiones especiales en familia.

Una verdadera delicia para los amantes de la gastronomía mexicana.

Ingredientes

12 Chiles poblanos

4 Huevos

3 cucharillas de Harina

250 gramos de Manteca

1 Cebolla

1 taza de Puré de tomate

2 Dientes de ajo

500 gramos de Carne de cerdo picada muy fina o molida

½ cucharilla de Polvo de canela

2 Acitrones

60 gramos de Pasas

50 gramos de Almendras

2 Duraznos

2 Peras

1 pizca de Sal

50 Nueces de castilla frescas

50 gramos de Almendras

125 gramos de Queso de cabra

½ litro de Leche

1 Granada china

1 cuchara de Perejil picado

Azúcar

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : Los chiles se tuestan, se envuelven en una bolsa de plástico o servilleta para sudar.

Paso 2 : Se les quita la piel, se abren por un lado con cuidado y se limpian de venas y semillas.

Paso 3 : Se remojan en un litro de agua con una cucharada de sal y un chorro de vinagre por media hora.

Paso 4 : Luego se escurren bien y se rellenan con el siguiente preparado: En una sartén con manteca, se fríe el ajo machacado y la cebolla picada.

Paso 5 : Se agrega la carne, se añade el puré de tomate, las pasas, las almendras sin cáscara y picadas, el acitrón y las frutas picadas; se sazona con sal, pimienta y media cucharada de azúcar.

Paso 6 : Cuando espesa, se retira del fuego y se rellenan los chiles.

Paso 7 : Si es necesario, se cierran con un palillo de dientes y se pasan por harina.

Paso 8 : Aparte, se baten las claras a punto de nieve y se mezclan con las yemas poco a poco, hasta incorporarlas bien.

Paso 9 : Se sumergen los chiles en esta mezcla con cuidado y se fríen en manteca o aceite caliente poco antes de servir.

Paso 10 : Se dejan escurrir en papel absorbente y se presentan en un plato, bañados con la nogada fría preparada así: Se remojan las nueces sin cáscara en leche hasta poder quitarles la piel, se muelen con las almendras y el queso y se agrega la leche necesaria para formar una salsa espesa.

Paso 11 : Se añade azúcar al gusto.

Paso 12 : Para servir, se adornan con granos de granada y perejil picado.