Varéniqui de mandioca

La Varéniqui de mandioca es una versión latinoamericana de los pieroguis polacos, rellena de un sabroso puré de mandioca y sofrito de cebolla. Su preparación incluye formar, hervir y rellenar la masa con este delicioso relleno, resultando en un platillo reconfortante y lleno de sabor. Ideal para compartir en familia.

Entradas
1 hora
8 Porciones

El Varéniqui de mandioca es una delicia que combina la suavidad del puré de mandioca con el sabor de un sofrito de cebolla y ajo.

Se cocina con esmero y se sirve con una salsa cremosa de cebollita de verdeo y crema de leche.

Es un platillo reconfortante y exquisito que sorprenderá a todos en la mesa.

Ingredientes

1 kilogramo de Mandioca

1 kilogramo de Harina

1 Cebolla

2 Dientes de ajo

½ litro de Crema de leche

1 Mazo de cebolla de verdeo

Agua

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Preparación

Paso 1 : La primera paso es formar una corona con la harina, la sal y el agua a temperatura ambiente hasta obtener una masa tierna.

Paso 2 : A continuación, se hierve la mandioca y se hace un puré con ella.

Paso 3 : Luego se rehoga la cebolla, el ajo y la cebollita de verdeo.

Paso 4 : Se mezcla este sofrito con el puré de mandioca, se sazona con sal y se condimenta con pimienta.

Paso 5 : Después, se estira la masa y se cortan círculos de 2 cm de alto.

Paso 6 : Se rellenan los círculos con el puré preparado y se cierran como si fueran empanadas.

Paso 7 : En una olla, se pone agua a hervir con sal.

Paso 8 : Cuando el agua haya alcanzado el punto de ebullición, se introducen los verénikis y se cocinan hasta que floten.

Paso 9 : Luego, se retiran del agua utilizando un colador.

Paso 10 : Para la salsa, se rehoga en un poco de aceite la cebollita de verdeo previamente cortada y se condimenta con sal y pimienta.

Paso 11 : Una vez listo, se retira del fuego y se le agrega crema de leche.

Paso 12 : Finalmente, se coloca la pasta en una fuente y se le vierte la salsa por encima.

Paso 13 : El plato se sirve caliente.