Arrollado de queso con mejillones

El arrollado de queso con mejillones es una deliciosa combinación de sabores y texturas. Con una mezcla de queso fresco, mejillones y hierbas aromáticas como orégano, ají y perejil, este plato es ideal para una cena informal junto a un buen vino. La preparación incluye una masa elástica rellena con esta exquisita mezcla, todo horneado hasta alcanzar una dorada perfección. Una opción gourmet que seguro deleitará a tu paladar.

Plato Principal
2 horas
6 Porciones

Para preparar este delicioso arrollado de queso con mejillones, se combina la suavidad del queso fresco con el sabor marino de los mejillones, todo envuelto en una masa esponjosa y dorada.

Un bocado perfecto para compartir en una tarde de reunión con amigos o familiares.

El contraste de sabores y texturas crea una experiencia culinaria única que seguro sorprenderá a todos.

Ingredientes

20 cucharas de Harina

25 gramos de Levadura

1 cuchara de Manteca o aceite

Leche tibia

1 cuchara de Sal

¼ kilogramo de Mejillones precocidos

2 Cebollas grandes en juliana y rehogadas en manteca

½ kilogramo de Queso fresco

Orégano, perejil y ají molido

Preparación

Paso 1 : En un recipiente se colocan la levadura, sal al gusto, harina, una cucharada de manteca y la cantidad necesaria de leche tibia para obtener una masa trabajada y elástica.

Paso 2 : Se amasa y se deja reposar para que la masa leve.

Paso 3 : Luego, se extiende la masa sobre una mesa espolvoreada con harina y se distribuye de manera uniforme la cebolla rehogada, los mejillones, el orégano, el ají molido y el queso fresco.

Paso 4 : Se sazona con sal y pimienta al gusto.

Paso 5 : Se pliegan cuidadosamente los extremos hacia el interior y se enrolla la masa en forma de arrollado.

Paso 6 : Se coloca el arrollado en una fuente para horno previamente engrasada y enharinada.

Paso 7 : Se esparce un poco de manteca derretida sobre la superficie del arrollado y se hornea durante 15 a 20 minutos.