Costillar  de cordero a la salvia

El Costillar de cordero a la salvia es una exquisita preparación donde la carne se fusiona con un sofisticado toque de hierbas y almendras, realzando su aroma y sabor único. Un verdadero deleite culinario para los amantes de la buena mesa.

Plato Principal
1 hora
5 Porciones

El costillar de cordero a la salvia es una opción deliciosa para compartir en una comida especial con amigos.

La combinación de sabores entre la carne tierna, las hierbas aromáticas y el queso gratinado lo convierten en un platillo exquisito.

Preparar este plato requiere de paciencia y cuidado en cada paso, pero el resultado final vale la pena.

Ingredientes

1 Costillar de cordero

2 Cebollas grandes

2 tazas de Vino tinto

1 taza de Pan rallado

Perejil, salvia

2 Dientes de ajo

30 gramos de Almendras

3 Huevos

50 gramos de Queso rallado

Preparación

Paso 1 : Se desgrasa parcialmente el costillar y se separa la carne de los huesos, conservando la estructura del conjunto.

Paso 2 : Se sala y se pimienta, luego se coloca el costillar en una asadera, se agregan las cebollas cortadas en cubos, el vino y un vaso de agua.

Paso 3 : Se cocina durante 20 minutos en horno caliente.

Paso 4 : Se pican dos ramitos de perejil y unas 10 hojas de salvia.

Paso 5 : Se licúan ambas hierbas con el pan rallado, las almendras, los huevos, el queso y los dientes de ajo.

Paso 6 : Se retira el costillar del horno y se cubre con la preparación anterior, luego se termina la cocción en horno fuerte.

Paso 7 : Se reserva la carne en un lugar caliente.

Paso 8 : Se agrega un chorro de agua a la asadera y se reduce el fondo de cocción raspando bien las adherencias; se puede espesar con maicena.

Paso 9 : Al final se agregan algunas hojas de salvia.