Pastel de choclo y queso

El Pastel de Choclo y Queso es una deliciosa fusión de sabores. La mezcla de maíz y queso fresco le aporta suavidad, mientras que la grasita colorada añade un toque de picante. Una opción reconfortante para compartir en familia.

Plato Principal
2 horas
2 Porciones

El Pastel de choclo y queso combina sabores auténticos y reconfortantes en cada bocado.

Es una opción ideal para disfrutar en familia en cualquier ocasión.

La combinación de ingredientes frescos y el toque especial de la "grasita colorada" lo convierten en una verdadera delicia casera.

Ingredientes

500 gramos de Choclo amarillo en grano

300 gramos de Cebolla

Ajo

50 mililitros de Aceite de oliva

6 Huevos

150 gramos de Cebolla de verdeo (hoja)

10 gramos de Pimienta

5 gramos de Nuez moscada

300 gramos de Queso fresco

500 gramos de Harina

20 gramos de Levadura fresca

1 pizca de Sal

40 gramos de Grasa de pella

220 mililitros de Agua

40 gramos de Grasa de cerdo

50 mililitros de Aceite de girasol

200 gramos de Cebolla de verdeo (bulbo)

5 gramos de Ají molido

10 gramos de Pimentón dulce

1 pizca de Sal

Preparación

Paso 1 : La receta comienza salteando la cebolla, el choclo y el ajo en aceite de oliva.

Paso 2 : Luego se procesa este salteado y se le agrega los huevos ligeramente batidos, las hojas de cebolla de verdeo picadas y los condimentos.

Paso 3 : Esta mezcla se reserva junto con el queso fresco.

Paso 4 : Por otro lado, se procede a confeccionar una masa leudada enriquecida con grasa, la cual se deja levar y se estira para forrar una placa de horno con bordes altos.

Paso 5 : Posteriormente, se rellena con la mezcla de choclo y se cubre con queso por encima.

Paso 6 : La preparación se lleva al horno precalentado a 170ºC por aproximadamente una hora.

Paso 7 : Para acompañar, se sugiere servir con la "grasita colorada" elaborada a partir de la grasa y aceite de girasol calientes, a los que se les agrega los bulbos de verdeo picados, el ají molido, el pimentón dulce y la sal.

Paso 8 : Este aderezo se cocina brevemente y está listo para disfrutar.