Pastel de manzana

El pastel de manzana es un clásico de la repostería que combina la dulzura de las manzanas con una masa crocante. La mezcla de sabores y texturas lo convierten en un postre irresistible y perfecto para cualquier ocasión. Anímate a prepararlo y disfrutar de su delicioso sabor casero.

Repostería
1 hora
4 Porciones

El pastel de manzana es un postre clásico y reconfortante, perfecto para compartir en cualquier ocasión.

Se prepara con una deliciosa masa que se rellena con una compota jugosa y trozos de manzana fresca.

Al hornearlo, su aroma dulce impregnará toda la cocina, creando una experiencia inigualable para todos los presentes.

Ingredientes

1 ½ taza de Harina leudante

taza de Azúcar

100 gramos de Manteca

2 Yemas

2 cucharas de Leche

6 Manzanas

2 Claras

taza de Dede azúcar

Preparación

Paso 1 : Para preparar este delicioso postre, primero se deben tamizar la harina y el azúcar juntos.

Paso 2 : Luego, se incorpora la manteca fría y se tritura bien con un tenedor.

Paso 3 : Después, se agrega las yemas y la leche, mezclando todo hasta obtener una masa suave.

Paso 4 : Esta masa se deja reposar en la nevera durante 15 minutos.

Paso 5 : Mientras tanto, se prepara una compota seca con 4 manzanas.

Paso 6 : Una vez lista la compota, se estira la masa con las manos y se forra un molde redondo de 28 cm de diámetro con ella.

Paso 7 : Se coloca la compota sin el agua dentro del molde y se agregan las 2 manzanas crudas cortadas en rodajas finas, cubriendo la compota.

Paso 8 : El siguiente paso es hornear el pastel en un horno moderado durante 20 minutos, hasta que esté dorado.

Paso 9 : Luego, se agregan las claras batidas con azúcar a punto merengue por encima y se vuelve a hornear a fuego suave hasta que se dore.

Paso 10 : ¡Listo para disfrutar de este exquisito postre!