Torta de 80 golpes acaramelada

La Torta de 80 golpes acaramelada es un postre similar a las famosas fracturas argentinas, perfecto para acompañar desayunos y meriendas en familia. Preparada con una masa esponjosa, rellena de manteca, azúcar, nueces y pasas de uva, es un placer dulce irresistible. Sabor y tradición en cada bocado.

Repostería
2 horas
8 Porciones

En esta deliciosa receta, la masa se prepara con mucho cuidado, se amasa con cariño y se golpea contra la mesada unas 80 veces para lograr la textura perfecta.

Después de dejarla leudar, se extiende la masa y se unta con manteca, azúcar, nueces y pasas de uva antes de enrollarla y cortar en porciones iguales.

Los trozos se colocan en un molde acaramelado y se dejan leudar nuevamente antes de llevar al horno.

Una vez lista, la torta de 80 golpes acaramelada será el dulce perfecto para compartir en cualquier ocasión.

Ingredientes

700 gramos de Harina

2 Huevo

3 cucharas de Aceite

1 cuchara de Esencia de vainilla

100 gramos de Azúcar

200 gramos de Manteca

Azúcar

Nuez

Pasa de uva

Preparación

Paso 1 : Para preparar esta receta, empieza haciendo una corona con la harina.

Paso 2 : En el centro, incorpora la leche tibia previamente mezclada con la levadura y el azúcar.

Paso 3 : Luego agregue los huevos, el azúcar, la esencia, el aceite y comience a integrar con las manos hasta que la mezcla esté homogénea.

Paso 4 : Una vez que la masa esté lista, golpéala contra la mesada unas 80 veces para desarrollar el gluten.

Paso 5 : Deja la masa tapada para que leude hasta que duplique su tamaño.

Paso 6 : Luego estira la masa formando un rectángulo y unta con manteca pomada, espolvorea con azúcar, nueces picadas y pasas de uva.

Paso 7 : Enrolla la masa desde el lado más largo y corta en 8 porciones iguales.

Paso 8 : Coloca los pedazos en un molde de budín acaramelado con el relleno hacia arriba.

Paso 9 : Tapa con film y deja leudar nuevamente.

Paso 10 : Finalmente, lleva al horno precalentado a 160 grados Celsius y cocina durante 40 minutos.

Paso 11 : Una vez listo, desmolda el pan dulce en caliente y ¡disfruta!