Vigilantes

Es un delicioso postre cuya receta es un poco laboriosa, pero es ideal para un desayuno o merienda compartido con familiares, a los chicos les encantará. Puedes rellenarlos con crema pastelera o membrillo antes de leudar. También puedes cubrirlos con almíbar al sacarlos del horno.

Repostería
1 hora
12 Porciones

Ingredientes

800 gramos de Harina

90 gramos de Manteca

100 gramos de Azúcar

500 mililitros de Leche

1 Huevo

Vainilla

1 Sobre de levadura en polvo

Preparación

Paso 1 : Calientas la leche con la manteca hasta que la manteca se comience a derretir. Pero que no hierva. La colocas en un bowl y agregas el azúcar, la levadura,  1 y 1/2 cdta de sal. Mezclas bien.

Paso 2 : Poco a poco incorporas la harina hasta tener una masa elástica, pero que no se pegue a los dedos. Llevas a un bowl y dejas leudar durante una hora. Pasado ese tiempo, colocas la masa  sobre la mesada enharinada y la amasa solo para sacarle el aire.

Paso 3 : Estiras la masa  hasta un grosor de aproximadamente 1/2 cm y cortas los bordes formando un cuadrado o rectángulo. De ese cuadrado cortas a la mitad nuevamente hasta conseguir cuadrados de aproximadamente 10 cm. A estos últimos cortas a la mitad, en diagonal, desde una punta hacia la otra.

Paso 4 : Apoyas el triángulo sobre la mesada y con una mano tomas una de las puntas y con la otra estiras la punta del triángulo que es más corta hasta dejarla aproximadamente a la misma altura de la otra punta.

Paso 5 : Tomas la masa desde abajo e vas enrollando hacia arriba. Al terminar de enrollar, pones en una asadera o placa y pintas con huevo, espolvoreas con azúcar. Horneas aproximadamente 15 a 20 minutos a 180 °C 200°C