Fideos con tuco

Los fideos con tuco constituyen un plato clásico y reconfortante en la gastronomía latina. El tuco, esa salsa de tomate cocida lentamente con carne, cebolla y condimentos, se convierte en el complemento perfecto para una deliciosa pasta al dente. Un plato que evoca el calor de hogar y la tradición familiar en cada bocado.

Plato Principal
1 hora
Hervido
6 Porciones

Para disfrutar de un plato reconfortante, los fideos con tuco son la elección perfecta.

El aroma del tuco cocinándose lentamente invadirá la cocina, invitando a compartir una deliciosa comida casera en familia.

Una vez que los fideos estén listos y cubiertos con esta salsa de tomate tan especial, la felicidad se sentirá en cada bocado.

Ingredientes

1 kilogramo de Carne

2 Cebollas

130 mililitros de Aceite

2 Dientes de ajo

3 Hojas de laurel

1 cuchara de Orégano

2 cucharas de Conserva de tomates

200 gramos de Puré de tomates

1 taza de Caldo de carne

1 pizca de Sal

1 pizca de Pimienta

Ají molido

1 Paquete de fideos (tallarines, spaghetti o tirabuzón)

Queso parmesano rallado

Preparación

Paso 1 : Para preparar el tuco, primero se debe dorar la carne cortada en una olla grande con aceite.

Paso 2 : Una vez dorada, retirarla de la olla y añadir las cebollas y el ajo picados.

Paso 3 : Rehogar revolviendo con una cuchara, preferiblemente de madera, y agregar las hojas de laurel y el orégano.

Paso 4 : Después, incorporar el extracto y puré de tomate, el caldo y los condimentos.

Paso 5 : Llevar la preparación a ebullición y cocinar a fuego lento.

Paso 6 : Añadir la carne a la salsa hirviendo.

Paso 7 : En caso de necesitar más líquido, agregar un poco de agua, manteniendo el tuco espeso.

Paso 8 : Mientras el tuco se cocina, poner a hervir una cacerola con agua y sal para cocinar la pasta de manera tradicional.

Paso 9 : Escurrirla cuando esté lista y servirla en platos hondos con el tuco recién preparado por encima.

Paso 10 : Para un toque extra, se puede espolvorear queso rallado sobre el plato antes de servir.